Pobre salud oral puede afectar el resto de nuestra salud corporal